Urumqi, una ciudad multicultural

Hace más de 3.000 años, ya existía cierta actividad comercial en algunos lugares que hoy pertenecen a la región autónoma uigur de Xinjiang, en China, por donde numerosos comerciantes de griegos, romanos o árabes, viajaban hacia el interior del país en busca de negocio.

La Ruta de la Seda

En el siglo II, China ya consideraba éste un paso comercial y un punto estratégico para el comercio con otros paises, ya que era un flujo de entrada para la economía, y ayudaba a mantener la seguridad en las regiones fronterizas del oeste. Gracias al impulso del gobierno, más y más comerciantes y mercancías entraron en la región, siguiendo una ruta fija hacia el centro del país. Este itinerario fue denominado “Ruta de la Seda”. Casi 1.400 años atrás, durante la dinastía china Tang (618-907), el centro político de China se instaló en la actual ciudad de Xi’ an (hoy de la provincia de Shaanxi). Además del comercio, este cambio hizo resaltar la importancia estratégica de Xinjiang. En 702, con el fin de instalar su ejército allí, el emperador de Tang ordenó construir fortificaciones 13 km al sur de Urumqi, ahora capital de Xinjiang. El aumento demográfico convirtió la localidad en la ciudad de Luntai. Según historiadores, online casino es el origen de la actual urbe de Urumqi.

Tierra de yurtas

No obstante, Urumqi logró su fama hace 300 años. Los prados exuberantes de centenares de km de extensión atrajeron a los pastores de la meseta mongola, que llegaban e instalaban sus yurtas aquí. Según crecía la población, el lugar tomó el nombre de Urumqi, que en mongol significa “pasto ideal”

Ciudad Moderna

Durante los últimos cien años, Urumqi experimentó grandes cambios, pasando de la ganadería nómada a la agricultura y de ahí a la industria y al comercio. A principios de los 50, en las calles empedradas se podían ver caminando a muchos pastores y circular pocos vehículos motorizados. Lo interesante era ver que delante de las oficinas gubernamentales había postes para atar caballos, pues la mayoría de la gente se desplazaba montada. Pero ahora la moderna ciudad cuenta con 3 millones de habitantes, un bosque de altos edificios y gran cantidad de automóviles.

Fuente: chinatoday.com.cn

Diversidad cultural

Sin embargo, algo se mantiene intacto: la diversidad cultural. Cuarenta y siete etnias viven en esta ciudad, incluidos descendientes de los hunos, turcos, persas, khitanes, etc., y otras que son originarias del interior de China. Entre todas han aportado culturas y creencias distintas, comprendiendo el islamismo, el protestantismo, el catolicismo, el budismo y el taoísmo, así como sus templos en las calles de la ciudad. Como otro aspecto de esta diversidad cultural, las señales en las calles están escritas en diversas lenguas. Algunos residentes con aptitudes lingüísticas pueden hablar o escribir cinco o seis idiomas, como el chino, el uigur, el kazajo, el mongol…

Saludos desde chinablog.es

zai jiang

zp8497586rq