Terapias y técnicas manuales (IV)

Según la filosofía tradicional china :

El wuji es el estado primigenio del universo no diferenciado, anterior al Taiji, la gran polaridad, y al yin yang.

El Taiji es el principio generador de todas las cosas. De él surgen el yin y el yang, de los que a su vez nacen cuatro figuras, de las que a su vez nacen los ocho trigramas que determinan lo favorable y lo desfavorable, y de las que nacen los acontecimientos humanos.

Continuando con las Terapias Naturales reguladas :

Tecnicas manuales (II)

Drenaje linfático

Método consistente en la aplicación de movimientos manuales rítmicos y secuénciales que movilizan la piel del usuario estimulando el automasaje fisiológico de los tejidos, potenciando el fluido linfático y favoreciendo la homeostasis de los espacios hísticos. Los objetivos del Masaje de Drenaje Linfático Manual están fundamentados en la propia anatomía y fisiología del sistema linfático. Pretende conseguir aumentar el efecto drenando el sistema linfático al potenciar la formación de la linfa y activar su circulación. Producir una activación de los mecanoreceptores de la piel y de las células inhibidoras del dolor. Regular el tono muscular y favorecer el automatismo de la musculatura lisa. Facilitar la función del sistema circulatorio venoso. Aumentar la diuresis por la gran movilización de líquidos Extracelulares desplazándolos hacia el sistema linfático. Potenciar la función neurovegetativa parasimpática produciendo una sensación de bienestar y relajación. Potenciar la respuesta del sistema inmunitario.

Quiromasaje

Disciplina con la que a través del contacto físico y aplicando la metodología y protocolo adecuado de las maniobras pertinentes, se pretende trabajar en plano físico y/o energético, consiguiendo resultados en el plano higiénico preventivo y equilibrador. El quiromasaje aplica maniobras de forma sistemática a órganos, tejidos y estructuras del cuerpo humano, comunicando a los tejidos un movimiento mediante la aplicación de una fuerza externa preferentemente con las manos con el propósito de hacerlo más fuerte y de mejorar el estado general y local del usuario. El principio de esta técnica es el contacto con el paciente a través de las manos. Este contacto da una sensación de protección y seguridad, y sirve para que el quiromasajista pueda diferenciar los posibles estados de la musculatura y otros tejidos con los que trabaja. Mediante las manos y con diferentes maniobras se consigue la estimulación de los receptores propioceptivos, como los del tacto y la presión, tanto en el plano cutáneo como en el conectivo, articular y muscular.

Seguiremos informando sobre las terapias naturales reguladas en la próxima entrada.

Un saludo,

zái jián