Medicina tradicional China: Acupuntura

Captura de www.mtc-argentina.com.ar

La acupuntura esta relacionada con la cura de infinidad de patologías que se pueden achacar a los órganos humanos así como a las vísceras. También sirve para los dolores musculares y cientos de molestias que el cuerpo genera con el paso del tiempo y la acumulación de cansancio. Dentro de la medicina china, se cree que las enfermedades pueden producirse por un desequilibrio de las dos modalidades del ch’í: el ying y el yang, y la acupuntura permite recuperar y reequilibrar esa energía, estimulándolos a base de pequeños pinchazos, o sedando los flujos vitales que han de causarnos dolor.

Historia

La acupuntura nació en China hace algo más de 3.000 años, aunque también se cree que pudo nacer 2.000 años antes. Forma parte de la medicina tradicional China, aún muy arraigada en las costumbres del país asiático. Los sabios orientales han sabido orientar y adaptar esta técnica, y desarrollarla de una manera tan refinada que ha llegado a ser muy efectiva. El arraigo de la medicina china consiste en proferir al paciente una salud placentera y, además, una forma de vivir de manera acorde a las leyes y a los principios universales que rigen el universo.

Visto así, el cuerpo humano, al igual que el mundo, es un todo que se relaciona entre sí. Los órganos y las entrañas no funcionan de manera aislada con el resto de órganos y entrañas; todo está en conexión. La energía vital discurre por todo el cuerpo a través de esos meridianos ya comentados, llamados king. Son 12 meridianos, en relación con los 12 órganos. Y aparte, dos ‘vasos’ permanentes: el de la concepción, que discurre de manera frontal por el cuerpo, y el vaso gobernador, referente y en relacion con la línea media corporal dorsal.

Método

Entre todos esos meridianos, los humanos disponemos de 361 puntos. No son los únicos, pero si los más utilizados. Fuera de estos, existen puntos curiosos y puntos dolorosos. Pero los más usados, y los más arraigados a la medicina tradicional China son los primeros.