Maltrato animal en China

Captura de www.ecosofía.com

Dicen que puede curar enfermedades mortales, incluso la impotencia sexual. Su valor es enorme. Según la medicina tradicional, la bilis tiene unas propiedades curativas valiosísimas en varios países asiáticos desde años inmemoriales. Y no sólo allí, sino en todo el mercado internacional. Pero para satisfacer toda la demanda que existe de bilis, los chinos han encontrado hace tiempo una solución tan cruel como perfecta.

Granjas de bilis

Desde hace 20 años, en países como China, Vietnam o Corea han encontrado una manera de maximizar la producción de bilis y alcanzar altas cuotas de venta en el mercado. Son salas y salas repletas de jaulas. Dentro, con una mirada triste y perdida, residen osos que apenas tienen espacio para darse la vuelta o ponerse en pie, creando unos daños psicológicos y físicos difíciles de solucionar si es que alguna vez son salvados de la crueldad más humana. Pasan muchos años ahí, décadas incluso, aunque algunos tienen la controvertida suerte de morir antes de pasar a las jaulas.

Duele ver como les extraen la bilis. Duele física y emocionalmente. Sin anestesia, los osos son sometidos a una operación en donde se les inserta un catéter atravesando la carne y llegando a perforar el abdomen, para poder acceder a la vesícula biliar. De este modo, los osos pasan con un tubo incrustado en su cuerpo toda la vida, y la bilis se recoge por un goteo agónico, de dentro afuera, de la vida a la muerte.

Osos

Los osos son unos animales que producen una gran cantidad de bilis. Esto les ha condenado. Desde hace más de 1000 años, muchos paises asiáticos les han dado captura para poder satisfacer la demanda de bilis. Los gobiernos de estos países han apoyado estas prácticas vergonzosas y, desde hace mucho, gracias al comercio de bilis, casi todas las especies de osos (excepto la del panda) han visto reducido su número hasta niveles alarmantes.

5 Comments

  • Soraya dice:

    Entonces, el hombre evolucionó hasta ser capaz de sobrevivir gracias a su inteligencia.
    Luego la usó para maltratar todo lo que le hace sobrevivir.
    Olé.

  • cristina dice:

    me quedo sin palabras,no hay derecho… que injusticia tan grande por dios!!!!!!

Comments are closed.