China disminuirá sus niveles de contaminación

Las más importantes economías del mundo han impulsado, como consecuencia de la reciente cumbre climática de Copenhague, una importante transformación. Tras la relevante conclave varias naciones han decidido modificar su política ecológica, entre ellos algunos de los considerados como grandes contaminadores del ambiente como Indonesia, Brasil, y hasta los Estados Unidos. A la postre todos parecieron mirar hacia el país más importante de Asia: la gran China. Y el gobierno Chino ha sabido responder. Pronto, el esperado aviso se ha dado. Y es lo que a continuación comentaremos.

Un plan de salvación

China a dado a conocer un ambicioso pero necesario plan para disminuir su nivel de emisiones polucionantes. La meta es hacer un recorte para 2020 de entre 40 a 45 % de su intensidad carbónica- lo que quiere decir emisiones de dióxido de carbono por cada unidad del producto interno bruto- tomando como punto de referencia lo registrado en el año 2005. Este proyecto ecologista chino reviste una especial importancia puesto que el protocolo de Kyoto– una iniciativa de protección a la naturaleza- no obliga a las potencias en desarrollo, como China, la India o Brasil a establecer objetivos a este respecto.

Una iniciativa noble y consciente

De acuerdo a sus voceros, esta resolución del gobierno chino ha tomado en cuenta las circunstancias económicas y el bienestar de su pueblo y por supuesto el enorme esfuerzo que han decidido emprender otros países para paliar en la medida de lo posible las consecuencias del cambio climático, que por otro lado, de acuerdo a ciertos especialistas es una transformación irreversible. Para muchos el hecho de que los dos países más responsables de la emisión de gases de efecto invernadero, Estados Unidos y China, hayan decidido ponerse de acuerdo para colaborar en el saneamiento del planeta, justifica una cierta esperanza.

Oportunidad de liderazgo

Un beneficio adyacente al de la propia supervivencia como especie, con relación a este proyecto de China, es que puede proporcionarle un importante liderazgo no solo con respecto al problema del medio ambiente. China orienta, por su relevancia político-económica a muchas naciones menores de la región. Sin embargo, con esta resolución China puede influir ideológicamente ahora, en países de otros continentes y proseguir esa supremacía envolvente que ya se había comenzado a hacer patente en el comercio con la proliferación de numerosos productos chinos, caracterizados por su bajo precio y escasa durabilidad.

zp8497586rq
zp8497586rq