Fundamentos del Maoísmo: la rectitud y el conocimiento

La Rectificación equivale a ponerse recto a uno mismo, ejercer la autocrítica para seguir en lo correcto. Según el Libro Rojo de Mao, los trabajadores del Partido, es decir, los comuistas, deben investigar y estudiar, para así ver si después se puede llevar a cabo la práctica; “investigar un problema es resolverlo”. Según la teoría maoísta hay que investigar las condiciones sociales, realizar un análisis de clase, pero como “discípulos”.

El Ejército Revolucionario, democrático, también practica la Rectificación. Tanto oficiales como soldados deben compartir todo tipo de situaciones, las menos y las más difíciles. De esto último, depende su eficacia, además de ser los responsables del pueblo y su bienestar. Tampoco deben llevar a cabo prácticas feudales de intimidación ni castigos con golpes.


La teoría marxista del conocimiento

En cuanto a la libertad, para conseguir una sociedad libre se emplea la Ciencia Social que conduce a la Revolución Social. Es el ser social del hombre lo que determina su pensamiento. Las masas aprehenden las ideas correctas; mediante las ideas se genera la fuerza material imprescindible para conseguir el cambio en la sociedad y, por tanto, en el mundo.

En la cognición primero está la materia objetiva, la cual supone una conciencia subjetiva, ideas. Ahí, aún no sabemos si nuestra conciencia/ideas, teorías, políticas, planes, o medidas, reflejan bien o no el mundo exterior objetivo. Después pasamos de la conciencia a la materia, de las ideas a la existencia; el conocimiento objetivo de la primera fase deriva en una práctica social para saber si las teorías, ideas, etc, tendrán el éxito previsto. En el caso de que así sea, estamos en lo correcto; de lo contrario, en lo incorrecto.

La Ciencia de la Sociedad

Ésta consiste en conseguir cada vez unas ideas más correctas y ricas. Para llegar a este punto primero se tiene que haber tenido claro que: solo cuando se ha acumulado mucho conocimiento perceptivo pasamos de éste al conceptual.

En el Libro Rojo, Mao aplica también su interpretación de la teoría del conocimiento de Marx para las ideas y la labor práctica del Partido Comunista. Se toman las ideas de las masas, las cuales están dispersas y asistemáticas, y se concentran. A través del estudio se logran concentrar y sistematizar dichas ideas para devolvérselas luego a esas masas, lo que llevará a la acción. Después se comprueba en la práctica si las ideas son correctas para volverlas a concentrar y de nuevo devolver. Así sucesivamente.

zp8497586rq

1 Comment

Comments are closed.