Evocación de Bruce Lee

Kato y el Avispón Verde

A pesar de que Kato superaba, con su personalidad felina, a su líder, el elegante héroe conocido como el “Avispón Verde”, el empresario Britt Reid interpretado por Van Williams, lo cierto es que la serie televisiva de mil novecientos sesenta y seis, en donde Bruce Lee encarnaba al chofer y ayudante del secreto justiciero urbano, fue una excelente plataforma para el ingreso de Lee a la Meca de la farándula norteamericana.

A diferencia del programa competidor, Batman (1966) estelarizada por Adam West, tediosa autoparodia fársica, el Avispón Verde si se tomaba en serio, y a pesar de algunos capítulos extravagantes con bellas alienígenas y científicos locos, en general era un buen policial, concentrado e intenso. Lee dejo gracias a este trabajo, buenas relaciones y una entrañable remembranza para muchos seguidores de esta serie de antología.

El poder del dragón

Pero lo mejor de Bruce Lee llegaría en la serie de cintas que filmó en Hong Kong, entre las que destacan The Big Boss (1971), Fist of Frury (1972), Way of the Dragon (1972), Enter the Dragon (1973), Game of Death (1978) y Game of Death (1979). La técnica de combate que Lee desarrolló por su cuenta, y que expuso ante el público en estas divertidas e impactantes cintas fue el Jeet Kune Do. Que quiere decir “El camino del puño que intercepta “. No obstante que el propio Lee posteriormente se arrepintió de haber bautizado y transformado en mecánico estilo escolar, lo que más bien él quería como una sabiduría de vida y una enseñanza de estilo iniciática.

La filosofía del dragón y la dialéctica hegeliana

Es interesante recordar que Bruce Lee estudió y se graduó en Filosofía en la Universidad de Washington, y que se interesó especialmente en Spinoza y Hegel. Si se aprecia bien, algunos de los postulados de su Jeet Kune Do, por ejemplo, “Utilizando el no camino como camino. Considerando la no limitación como limitación”, o también “Colabora con tu oponente en lugar de enfrentarte a él, apóyale para autodestruirse” y “Cuando el adversario se expande, me contraigo. Cuando él se contrae, yo, por mi parte, me expando” aluden directamente al pensamiento dialéctico hegeliano, en donde la realidad se comprende como un movimiento progresivo en el que cada sucesiva etapa surge como solución de las contradicciones particulares al movimiento anterior.

La dialéctica del amo y el esclavo de Hegel, podría explicar muchas de las intuiciones marciales de la técnica de combate de Bruce Lee.

zp8497586rq