China cancela cumbre con la UE

El encuentro entre Sarkozy y el líder espiritual tibetano en el exilio se produjo finalmente el pasado sábado, 6 de diciembre, en Polonia, y supone uno de los mayores momentos de tensión entre Pekín y París después de que en abril manifestantes pro-tibetanos interrumpieran el paso de la llama olímpica por la capital china.

En el actual conflicto, la diferencia es que “los líderes franceses ignoraron las reiteradas expresiones de preocupación de china en asuntos clave e insistieron en reunirse con el Dalai Lama”, explicó el portavoz chino.

Sin embargo, Pekín no ha tomado las mismas represalias por el encuentro entre el Dalai Lama y los líderes polacos, aunque asegura que su posición es la misma con cualquier país y que ha protestado formalmente ante Polonia, un extremo no confirmado por los diplomáticos de ese país.

China ha amenazado a Francia con que el encuentro con el Dalai Lama tendrá repercusiones en su comercio bilateral, mediante el cual París suministra a Pekín tecnología nuclear de tercera generación.

En una nota editorial publicada hoy por el “Diario del Pueblo”, portavoz del Partido Comunista, el rotativo señala que China ha trazado “una línea roja” diplomática para dejar claro a los países extranjeros que no se entrometan en asuntos que Pekín considera de orden interno, como la independencia del Tíbet o de Taiwán.

zp8497586rq