El tren Bala

Captura de www.fotolog.com

En diciembre de 2009 ya había presentado otro tren de altísima velocidad. Y así será durante mucho tiempo, porque la ambición de este país no hace más que crecer. Sin embargo siguen las críticas, por su alto coste y por el precio de su uso.

Ingeniería China

La ingeniería china está de celebraciones. La inauguración de la presa de las Tres Gargantas, que pasa a ser la central hidroeléctrica más grande del mundo, y la puesta en marcha de un nuevo tren bala, ponen de manifiesto la capacidad de este país para establecerse y cumplir retos megalíticos con tecnología propia.

El nuevo tren CRH380, que comenzó a operar hace algo más de una semana, ha alcanzado la escandalosa cifra de 420 kilómetros por hora. No es la velocidad constante del tren, que suele circular a unos 350 km/h, pero si que es una velocidad alcanzable y posible para este monstruo sobre raíles. Y no es que sea la velocidad más alta en pruebas de tren, pero si que es la casino más alta en un recorrido comercial con pasajeros. La cifra suena mejor si decimos que este tren es capaz de recorrer unos 200 kilómetros en unos 45 minutos.

Planes de futuro

Mientras China presume de tener la red de trenes bala más extensa del planeta (7.055 kilómetros) no se conforma. La ambición de este país es extrema. Pretenden, por lo menos duplicar la red que tienen en la actualidad para 2020 y, además, pretenden hacerlo con trenes que circulen a unos 500 kilómetros por hora.

De hecho, apenas un día después de la inauguración del nuevo tren bala en recorridos entre Shangai y Hangzhou, ya se están aprobando planes para enlazar con trenes ciudades como Chengdu y Xi’an, con presupuestos que superan los diez mil millones de dólares, aunque con trenes más lentos que los que hasta ahora hemos mencionado.

La doble cara

A veces es complicado discernir. Y sin querer entrar en temas escabrosos, vemos día a día como las grandes potencias gastan millones y millones de dólares en ambiciosos proyectos mientras las desgracias asolan a sus ciudadanos. Este es otro caso más.

Y no sólo por su coste: cada pasaje en el tren que une Shangai y Hangzhou cuesta 12 dólares, una cantidad enorme de dinero para la mayor parte de la gente de China.

zp8497586rq