El calendario lunar chino (y III)

En esta 3ª entrega vamos a ver la leyenda que cuenta como Buda eligió a los doce animales del calendario.

La leyenda de Buda y el calendario lunar chino

En cuanto a la elección de los doce animales, existe otra leyenda que dice que Buda invitó a todos los animales del mundo a una audiencia de despedida antes de su subida al cielo. Doce animales acudieron a la cita. En agradecimiento, Buda dispuso que estos animales simbolizaran los doce ciclos del calendario. Cada año, nombrado con el animal que le corresponde, comienza con el primer día del calendario lunar o mejor dicho, la Fiesta de la Primavera.

Orden del calendario

Aspirando a ser el primero en llegar, entre los animales se desplegó una carrera; se desarrollaba la competición y el buey iba el primero. Sin embargo, cuando estaba a punto de alcanzar la puerta de Buda, el ratón se adelantó para entrar con un salto sobre su lomo. Al final, los concursantes llegaron en este orden: ratón, buey, tigre, conejo, dragón, serpiente, caballo, oveja, mono, gallo, perro y cerdo. Por eso, ellos se convirtieron en los doce signos en nuestro país, y produjo los respectivos horóscopos. La buena o la mala suerte depende de las relaciones existentes entre el animal del año y el de propio nacimiento.

Animales terrestres

Tal vez preguntarán “¿por qué no aparece un animal acuático, ya que China cuenta con extensos lagos o ríos?”. Hay que aclarar que la antigua civilización china se originó en la cuenca del Río Amarillo, o sea, es una civilización de la tierra, por eso la gente presta más atención a los animales terrestres en vez de a los acuáticos. Con las dos leyendas mencionadas, ya puede conocer la razón por la que se seleccionaron los doce animales.

Fuente: http://spanish.china.org.cn

Seguiremos informando desde Chinablog.es de todo lo relacionado con el pais de Confucio.

Os recordamos que seguiremos con la información relacionada con la Medicina tradicional China regulada y muchas otras noticias y artículos relacionados con este enorme pais de enorme cultura.

Un cordial saludo,

Xái Jián.