China en el imaginario simbólico de Occidente

En la hora de la verdad del hombre

Para plantear una posible respuesta a esta interrogante tan pertinente para nuestros días, acerca de la relevancia de China para el futuro del mundo, recordemos cierto pasaje del Purgatorio dantesco, justamente en el canto VIII (vv. 3-12), cuando el poeta florentino Alighieri, que versa acerca de las almas de los condenados en la montaña sagrada del Purgatorio, cuando entonan un canto celestial: el célebre “Te lucis ante terminum”, el himno de completas en la tradición católica. Dicho pasaje, intenso y bello, Dante lo culmina de la siguiente manera: « Juntó y alzó las palmas, dirigiendo los ojos hacia Oriente, de igual modo que si dijese a Dios “Sólo en ti pienso”».

Orientados, precisamente, hacia la trascendencia

Este pasaje dantesco, al relacionar el ámbito de Oriente (tal es China, principalmente, para nosotros), es decir, el sitio en donde sale el sol de cada día, donde renace la vida cotidiana en cada jornada, con el lugar privilegiado para acercarse a Dios (para nosotros, la trascendencia), para tender fervorosamente nuestro ser entero a lo que nos supera en todos los sentidos, expone los cimientos de nuestra perspectiva de China y de oriente en general como una región distinta, en donde las fuerzas de la historia pueden asentarse en cualquier momento.

Incluso, su milenaria sabiduría: discreta, paciente y concentrada, puede haber estado detentando el control del devenir humano desde hace mucho, sin que Occidente se haya percatado de ello.

China, antes de que se extinga la luz

El primer verso del precioso himno aludido por Dante, en el citado pasaje de su Divina Comedia, que enuncia “Antes de que la luz llegue a su término”, puede hacernos reflexionar acerca de, si acaso no es el Oriente, China, con su energía vital-social, el lugar en donde la esperanza prevalezca, y fructifique en una nueva aurora para el mundo, justo antes de que la luz de la historia de extinga, como en nuestro Occidente agotado por el fracaso de sus ideologías y sus metafísicas. ¿Es China el lugar en donde uno se puede expresar de frente con el porvenir, y manifestarle “solo en ti pienso”? Solo el tiempo lo dirá; mientras tanto, el abrazo de la esperanza.