Breves nociones sobre el Feng Shui (I)

¿Qué es el Feng Shui?

Hablar del Feng Shui es hablar de un conjunto de disciplinas de origen chino que nos instruye en el modo de diseñar los ambientes a partir de un adecuado balance y un equilibrio armónico. Se basa en una relación precisa de los rasgos ying- que aluden a la tierra, a lo que recibe, a lo femenino- y el yang- que refiere al firmamento, a lo fecundo, a lo femenino; pero también a la fuerza natural que se experimenta pero que no es posible observar, es decir, el Chi; y también se fundamenta en los cinco componentes del ámbito natural: fuego, tierra, metal, agua y madera. Estos elementos, congregados en un balance ideal, son capaces de influir de una manera óptima y provechosa en las personas, a través de su entorno.

Consejos sobre esta disciplina ancestral

Para comenzar, es preciso tomar conciencia de lo mucho que puede beneficiar a nuestro modo de vida si se utiliza el Feng Shui en todo su potencial. De entrada, esta antigua disciplina nos obsequiará con una morada confortable, llena de luminosa paz. Para lograr esto es necesario que los habitantes de esa casa manifiesten un profundo respeto por todo lo referente a esa edificación, lo que la posibilita y concierne: la naturaleza. Es preciso que los moradores de ese hogar se colmen de amor y veneración por el ser del mundo, y no se acerquen al Feng Shui como una manera de sobresalir con respecto a sus vecinos.

Armonía y abundancia para el vivir

Para obtener esta condición interior se puede utilizar una herramienta denominada “Bagua” que nos servirá para “curar”, a la manera de una muestra museográfica, los diferentes recintos del lugar. Las calles y sitios colindantes a nuestra casa también son importantes, así como la abundancia de elementos y objetos que nos sean adecuados para acentuar la armonía, misma que es una parte integral de nuestra realidad.

zp8497586rq
zp8497586rq