Última moda: Animales vivos en el llavero

Captura ktirex.posterous.com

Captura ktirex.posterous.com

Es difícil leer algo así y no establecer juicios negativos acerca del hecho de llevar vida como un complemento decorativo.

Una moda cruel

Lo más impresionante es el modo en que los vendedores preparan a estos animales para que sean lucidos por sus compradores. Resulta que sellan a los animales en unas bolsas de plástico rellenas de agua y alimento para algunos días. Claro está, el pez o la tortuga se queda sin oxígeno y muere de una forma inevitable. Los vendedores aseguran que el animal podrá seguir vivo durante un tiempo estimado de dos meses gracias a las sustancias nutritivas incluidas en su pequeño espacio de plástico.

Desde múltiples especies de peces, tortugas, hasta lagartijas son empleadas para la producción de estos llaveros, que los chinos fabrican a toda máquina.

El animal es tratado como una baratija o elemento ornamental, sin tener en cuenta la crueldad que se lleva a cabo tanto por vendedores como por compradores. La noticia resulta curiosa además de cruel.

¿Y la ley que dice?

Sin embargo, lo más insólito es que este proceso se encuentra dentro de la legalidad. Desafortunadamente, las leyes que se encargan de proteger a los animales no son abundantes en este país, ya que si el animal no es salvaje, automáticamente se queda fuera del amparo de la ley que lo proteja. Algo así es visto de un modo alarmante en occidente, pero por lo visto, en China no es así, ya que el éxito que ha tenido este producto es difícil de entender en los demás continentes del mundo.

Según los habitantes chinos, son varios los motivos por los que compran estos llaveros. Unos dicen que son para adornar el lugar de trabajo, ya que los colores vivos que presentan alegran el ambiente, además de traer buena suerte. Otros, por su parte, afirman que compran los llaveros para liberar los animales.

Tras conocer esta noticia, diversas asociaciones protectoras de animales como la Capital Animal Welfare Association no han tardado en manifestar su desagrado y pedir a la sociedad china que no compren estos llaveros para evitar que este nuevo mercado crezca y se expanda a otros lugares del mundo. Sólo así se podrá asegurar que estos animales no tengan que vivir en cárceles de plástico para realizar cualquier tipo de actividad ornamental.

Como se ha dicho, en el mundo occidental esto es concebido de un modo negativo, pero ¿llevarías a uno de estos animales en el llavero?

zp8497586rq