La gastronomía de China

captura http://www.protocolo.org

captura http://www.protocolo.org

China es un país con una gastronomía famosa en el mundo entero. Es importante no confundir la comida originaria del país de la Gran Muralla con los restaurantes a los que estamos acostumbrados en España. Para probar la auténtica comida china, es indispensable degustarla en la propia China.

El arroz, estrella milenaria

Es bien conocido que el arroz es un producto esencial en la cocina china. A pesar de que las formas de combinar los productos pueda variar de una región a otra, el arroz está presente en el país entero, especialmente en la parte sur.

La carne que más se emplea en las recetas de este país ese la del pollo y el vegetarianismo apenas se practica entre los habitantes chinos. Algo muy curioso es que los chinos no acostumbran a tomar postre tras la comida, tal y como hacemos en occidente. Los alimentos dulces son introducidos durante el transcurso de la misma acompañando a los platos principales. Para beber, , aunque se reserva para ocasiones especiales y en las comidas diarias, la bebida es sustituida por caldos y sopas.

La cocina a vapor es el método por excelencia elegido por los chinos para preparar sus alimentos. Se trata del método más saludable que se conoce hasta el momento ya que la principal función consiste en mantener el sabor de los alimentos y sus cualidades nutritivas.

El tofu, producto típico de la tierra

La cocina oriental diseñó, hace más de dos mil años según la leyenda, el queso de soja, también conocido como tofu. Este complemento alimenticio es ideal para los vegetarianos, ya que ningún animal interviene en su proceso de elaboración. El elemento fundamental para la elaboración del tofu es la soja, muy empleada por los asiáticos.

El tofu se convierte en el sustituto perfecto de la leche, siendo el complemento perfecto para un desayuno típico chino. Este producto se ha expandido alrededor de todo el mundo, siendo su consumo cada vez más común. Su bajo contenido en grasas y su riqueza en proteínas, calcio y hierro hacen de este producto todo un manjar para los vegetarianos.